miércoles, 4 de septiembre de 2013

Respuesta a la carta de Dario Lopérfido

Buenos Aires, Agosto 26 – 2013
Srs. Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ATN. Sr. Dario Lopérfido
Director General y Director Artístico del FIBA 2013.
C.C. Sr. Hernan Lombardi
Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.
C.C. Sra Viviana Cantoni
Dirección Festivales de la Ciudad.
De nuestra mayor consideración,
Agradecemos la aclaración y lamentamos la confusión en la definición de funciones. Entendemos  que “director artístico” y “programador” son, en este caso, funciones análogas ejercidas por una sola persona.
Históricamente el FIBA (excepto en la única edición programada por Ruben Szuchmacher y Alberto Ligaluppi -cabe resaltar que su visión curatorial fue explícitamente publicada-) hubo división de funciones lo cual permitía la inclusión de especialistas en cada una de sus áreas e incluso la posibilidad de debate entre los mismos y con quien ejercía la dirección artística. Cuando el ejercicio de la selección y programación está centralizado en una única persona (sea quien fuere) se transforma en un acto de imposición que, por lo general, es avalado por la comunidad de la danza (y teatro) de manera pasiva ante la imposibilidad de modificar la situación.

Por otro lado, las políticas curatoriales basadas en una modalidad de tipo monárquico ejercidas por los Festivales Internacionales que usted menciona, posiblemente respondan a características y necesidades propias a esos contextos específicos, habría que pensar si ese modelo se adapta a nuestra realidad artística que difiere, y mucho, de las condiciones en que se desarrollan los festivales mencionados.
A manera de ejemplo: usted cita el Festival de Edimburgo, sin especificar a cuál de ellos se refiere. Si es al Festival de Edimburgo 2013, el mismo agrupa los distintos eventos y festivales que tienen lugar en Edimburgo durante todo el verano. Su primera edición fue en 1947. Por su carácter masivo y su larga duración, el Festival de Edimburgo está considerado el evento cultural más grande del mundo. Otro contexto, otra realidad. Incomparable con el FIBA.
En otro párrafo menciona al Festival de Aviñón creado por Jean Vilar en 1947,  uno de los más antiguos y famosos festivales de teatro y del arte de la escena del mundo, dirigido actualmente por el talentoso Oliver Py. Otro contexto, otra realidad. Incomparable con el FIBA.
Cuando nombra al Festival de Madrid, no aclara si se refiere a El XXX Festival de Otoño a Primavera que se extiende desde el 31 de octubre de 2012 al 9 de junio de 2013. Las diferencias son obvias.
Cuando se refiere al Festival de París, no sabemos si habla del Festival Exit de arte contemporáneo y teatro, o al Festival Agora, un festival de danza contemporánea, teatro y música organizado por el Centro Pompidou, o al Paris Quartier d'été de danza, cine y obras de teatro, o del Festival de Otoño de danza,  teatro y música con visitantes y participantes de América, Japón y Europa o del Nouveau Festival International de Danza de Paris. Esta enumeración, aunque  incompleta, es solo para demostrar que no podemos comparar Festivales de países que realizan numerosos encuentros en cada una de sus ciudades, en donde la danza tiene posibilidades muy diferentes a las nuestras, con un único festival realizado cada dos años. Otro contexto, otra realidad. Incomparable con el FIBA
Por último, también en la respuesta nombra usted un “Festival en Lima”, si es el Danza Nueva Festival Internacional de Danza 2013, además de ser un evento donde la danza es protagonista, es uno de los más importantes del Perú. Su XXV edición reúne nuevas propuestas coreográficas y presentaciones de excelentes compañías provenientes de EEUU, Suiza, Dinamarca, Finlandia, Noruega. Otro contexto, otra realidad. Incomparable con el FIBA.
Volviendo a nuestro único Festival Internacional bienal y a nuestro contexto, dado los resultados que nos afectan de manera directa, posiblemente haya que repensar nuevamente su estructura, su objetivo, sus posibilidades y límites además de los criterios de programación. Al respecto, dice Michel Lethiec, director del Festival Pau Casals de Prada de Conflent "el director artístico teje un hilo rojo que el público no ve explícitamente pero entiende y capta su interés".
En cuanto a la estrategia de programación, la respuesta del director artístico expone  un criterio cuantitativo explicando su elección en términos de porcentajes, lo cual equivale a decir que el resultado de la programación tiene que ver con cantidad y no con calidad.  No creemos que éste haya sido el parámetro para incorporar sólo dos trabajos de danza, en todo caso, sería saludable que los criterios utilizados, más allá de lo cuantitativo, se expliciten.
La elección de dos espectáculos de danza pone de manifiesto que el interés por esta disciplina o bien es prácticamente nulo, o el haber establecido que las obras presentadas en el Festival de Danza de la Ciudad y Ciudanza no podían aplicar al FIBA 2013, fué un grave error porque:
1.    El FIBA no es intercambiable con otras instancias que promueven el campo artístico de la danza. Pensar que las mismas pueden suplantar la participación en un Festival Internacional es desconocer las funciones de los eventos y espacios mencionados.
2.    El Instituto Prodanza otorga subsidios con el objeto de propiciar, fomentar y proteger la actividad de la danza no oficial en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. No es un festival internacional.
3.    Ciudanza es un programa que tiene como objetivo producir acciones referidas al patrimonio paisajístico y arquitectónico de nuestra Ciudad. No es un Festival Internacional.
4.    El Festival Buenos Aires Danza Contemporánea propone un encuentro de experimentación que combina múltiples eventos y actividades. No es un Festival Internacional.
5.    La  decisión perjudica a los Festivales mencionados ya que ante esta disposición, muchos artistas podrían decidir no intervenir en los mismos para no quedar excluidos del Festival Internacional.
Sería esperable y deseable que el FIBA no sea transformado en una Vitrina cultural (mostrar para vender) o un ámbito de Exportación de productos culturales sino que, respondiendo a necesidades de nuestra comunidad  sea un espacio en donde se active y apoye nuestra producción artística. Una estrategia de programación requiere de un buen conocimiento del medio en el que el programador se mueve y de lo que pueda  ayudar al crecimiento cultural de la comunidad.
Solicitamos nuevamente y en carácter de urgente el pedido de entrevista. También creemos justo y necesario que se publique en la sección Noticias de la página web del FIBA la totalidad de las cartas intercambiadas: la carta inicial, la respuesta a la misma y esta nueva respuesta. La publicación de la carta del director artístico de manera aislada no aporta al posible lector el contexto en el cual se está realizando este diálogo y podría confundirse con un acto poco democrático de ejercicio de poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada