lunes, 26 de agosto de 2013

Respuesta a la Carta de Disconformidad FIBA 2013

Respuesta de Darío Lopérfido - Director Artístico del FIBA, enviada el 23 de agosto de 2013.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Atención: Artistas coreógrafos, investigadores, directores y bailarines que suscribieron la carta del pasado Agosto 14-2013-  artistasdedanza@gmail.com


Me dirijo a ustedes con el fin de aclararles algunos conceptos vertidos en su carta de días pasados respecto a la participación de la danza en la próxima edición del FIBA.

1         En primer lugar se preguntan ustedes acerca del proceso de selección de espectáculos. En la estructura actual de Festivales los directores somos directores artísticos (en la carta enviada ustedes cometen un error. Mi cargo no es “director” es “director artístico”). Nuestro trabajo es lo que plantea la denominación: programar. No somos funcionarios y tenemos un contrato artístico. Es diferente a ser director general o director a secas (como sucedía en otros tiempos). La programación la hago yo y cualquiera puede opinar acerca de eso: lo curioso es que se pregunten por algo que está definido por su nombre y por la contratación. Estoy contratado para hacer la programación. Ese y no otro es mi trabajo. Por lo demás si ustedes se toman el trabajo de chequear los festivales del mundo se encontrarán con lo mismo: el director artístico hace la programación. Lo de los responsables por área o consejos solo existe marginalmente cuando las circunstancias lo requieren. Pero no es lo usual. Miren ustedes el Festival de Edimburgo, el de Holanda, el de Avignon, el de Paris, el de Madrid, el de Chile, el de Lima, por citar algunos. Todos tienen danza y todos son programados por una sola persona que tiene a su cargo la programación: un director artístico. Por lo demás, debo informarles que participo invitado como participante, jurado o curador en muchos festivales del mundo todos los años y que, humildemente, veo una cantidad muy grande de espectáculos de danza todos los años (en eso consiste mi actividad), y he programado danza en innumerables momentos de mi carrera que muchos de ustedes conocen. También creo interesante aclarar que el FIBA es, como muchos festivales del mundo, un festival donde la disciplina predominante es el teatro y que además invita a participar a la danza y  otras disciplinas. Así nació (se los puedo confirmar porque fui el fundador y el que propuso que haya danza y otras disciplinas cuando se iba a llamar “Festival de Teatro de Buenos  Aires” solamente.) También creo necesario recordar que al inicio de esta gestión de Cultura y de Festivales, el festival de danza se había discontinuado hace dos años  mientras que ahora se realiza regularmente. Y que es sólo de danza. Y que también se realiza regularmente Ciudanza (que al comienzo de esta gestión hacia 10 años estaba discontinuado) y que, por supuesto, existe Prodanza. Lo cual reafirma que la presencia de la danza a nivel oficial en la ciudad  se da en diversos ámbitos. Y que, además, el FIBA da lugar a la danza cuando es un festival con preeminencia del teatro y así  ha sido siempre.

2         Yendo al análisis de los números me gustaría explicarles que la programación nacional ha tenido un llamado a concurso en el cual se han presentado 370 espectáculos de los cuales 27  han sido de danza (aproximadamente el 7 por ciento). Debo admitir que me llamó la atención la poca cantidad de espectáculos presentados de danza cuando la presentación de espectáculos fue altísima, un récord absoluto en el FIBA. De esos 370 trabajos  yo  he elegido 16, de los cuales 2 son de teatro musical, 2  de danza  (el 12,5 por ciento) y 12 de teatro. O sea que, porcentualmente, se ha programado una cantidad mayor que la presentada. El resto son invitaciones a participar de espectáculos que han integrado las programaciones de instituciones de la ciudad (cosa lógica dado que el festival es también de la ciudad). Ahí se suma el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, que pertenece a la ciudad y es la compañía permanente, además de otros espectáculos que han estado durante el año en el Complejo Teatral, y espectáculos programados durante el año en el Cultural San Martín. Además, habrá dos espectáculos de danza internacionales, workshops ligados a la actividad y varias proyecciones de cine sobre esta disciplina, como la película “Los Posibles”, del coreógrafo Juan Onofri Barbato  y el director Santiago Mitre, que será exhibida al público y a los programadores internacionales como si fuera un espectáculo en vivo. (Estos datos no se han dado a conocer aún ya que solo se anunciaron los espectáculos nacionales, pero tampoco preguntaron antes de su solemne carta).  Lo que les quiero explicar es que lo que realmente ha sido baja o poco relevante, ha sido la cantidad de espectáculos presentados de danza (27 sobre 370, cerca del 7 por ciento) y que cuando uno tiene que armar una muestra es lógico que respete mínimamente las proporciones porque lo que tiene que reflejar esa muestra es el panorama de lo que se presentó y, en ese sentido, la diferencia en cantidad con teatro es abrumadora, por eso subimos un poco la cantidad de programados de danza en términos porcentuales. Si hubiese respetado las proporciones de la presentación, a la danza le hubiera correspondido algo así como 1,12 espectáculos (más cerca de 1 que de los 2 programados sobre 16 elegidos de la convocatoria abierta).Es paradójica la situación: la gente de danza se presentó muy minoritariamente al llamado y ahora reclama lugares a los cuales no se presentó.

Espero haber respondido en parte sus inquietudes que, repito, no las he respondido antes porque nadie de ustedes me lo preguntó antes de la manifestación epistolar pública.  Solo por eso elijo la epístola por respuesta.
Atentamente, 

Darío Lopérfido- Director Artístico del FIBA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada