lunes, 19 de agosto de 2013

Carta de disconformidad FIBA 2013

 La siguiente carta fue entregada a las autoridades responsables en disconformidad con todo el proceso de convocatoria y selección del FIBA 2013, lo cual menos del 10% de las obras son de danza. Hecho escandaloso, puesto que este se presenta: "Cada dos años este encuentro condensa la diversidad artística expresada en las nuevas búsquedas y tendencias del teatro, la danza y las artes visuales y sonoras".
 Durante la reunión del día 10 de agosto, discutimos sobre las políticas culturales de la actual gestión en la Ciudad de Buenos Aires, donde el FIBA es sólo un síntoma de todos los problemas.
 Sin extendernos más, abajo posteamos la carta, firmada por varios profesionales de la danza: 
------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Buenos Aires, Agosto 14 – 2013




Srs. Ministerio de Cultura de a Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ATN. Sr. Hernán Lombardi
Ministro de Cultura

C.C. Sra Viviana Cantoni
Dirección Festivales de la Ciudad
C.C. Sr. Dario Lopérfido
Director del Festival Internacional de Buenos Aires FIBA


De nuestra mayor consideración,


Por la presente, nosotros, coreógrafos, directores, bailarines, investigadores y artistas de la danza, expresamos nuestra disconformidad y sorpresa ante los siguientes hechos referidos a la programación del FIBA 2013.

1.    El lugar que ocupa la danza en este Festival Internacional es menos del 10% de la totalidad de su programación y no obedece a lo que se enuncia en la página del FIBA : “Cada dos años este encuentro condensa la diversidad artística expresada en las nuevas búsquedas y tendencias del teatro, la danza y las artes visuales y sonoras”.

2.    Dada la importancia de este Festival, por su carácter de internacional y por ser realizado de manera bianual, es fundamental exponer públicamente el criterio de selección o curaduría en el momento de lanzar la convocatoria.

3.    El proceso de selección no incluyó profesionales de este campo artístico. Por lo tanto las razones por las cuales solo tres obras de danza fueron incluidas no pueden ser otras que las del gusto personal del responsable de esta selección.  No es menor destacar que una de las tres seleccionadas sea el ballet oficial del Teatro General San Martín.

4.    Nótese que se emplea el término “selección” y no proceso curatorial porque la práctica curatorial tiene como tarea la contextualización, ordenación, análisis, legitimación o empoderamiento social y político del producto artístico y, por supuesto, esto necesita de personas idóneas en el desempeño de tal función.


En consecuencia, ante la gravedad de la situación, los abajo firmantes solicitan una reunión urgente con las autoridades responsables para:

1.     Conocer el motivo por el cual no se realizó un procedimiento curatorial (que como ya se dijo  no está limitado a una “selección”) ni se convocó un consejo de asesores idóneos para desempeñar y articular la inclusión de la danza en un Festival que  es el más importante de los realizados en nuestro país.

2.    La posibilidad de revertir la situación creada por una actitud casi irresponsable que excluyó a una buena parte de nuestra producción artística condenándola a la invisibilidad. No minimicemos la gravedad de condenar a prácticamente toda la producción local a no participar de un Festival Internacional ya inscripto en el mercado global de las artes escénicas.

Este pedido se fundamenta no solo en que  el FIBA es un Festival realizado con fondos públicos sino también en que los funcionarios se deben a la ciudadanía que tiene derecho a ser informada sobre sus acciones.

Desde 1853 dentro del plexo de principios constitucionales, base de nuestra República, se ubica la publicidad de los actos de los funcionarios. Este principio fue incorporado expresamente a la Constitución Nacional en su artículo 33. Según la Constitución los cargos públicos deben ejercerse con responsabilidad social y ética y los funcionarios tienen la obligación de compartir con la ciudadanía sus decisiones.

Por consiguiente, es nuestro derecho no sólo conocer el fundamento de las disposiciones tomadas por la dirección de este Festival en cuanto a la no inclusión, o bien, su reducción a un mínimo,  del campo artístico de la danza sino también tener la posibilidad de discutir las decisiones tomadas para poder repensarlas. 



A la espera de una pronta respuesta,



Artistas coreógrafos, investigadores, directores y bailarines de la Ciudad de Buenos Aires.
                                                                                      
                                                                                       artistasdedanza@gmail.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada